28 de mayo de 2007





La ciudad de Melilla acogió, del 24 al 27 la XXVIII edición del Congreso Nacional de FEPET, Federación Española de Escritores y Periodistas de Turismo donde acudimos cerca de un centenar de socios.
Los melillenses tienen confianza en el futuro porque el presente les sonríe muy de cerca. Esta misma mañana, el taxista que me trasladaba desde la ciudad hasta el aeropuerto, satisfecho del resultado de las elecciones de ayer, me lo decía: "fíjese cómo está todo, mire qué limpieza, yo soy de Nador, pero me da vergüenza tenerlo que decir. Allí todos son corruptos, desde los que están en la aduana controlando, los mismos policías...hasta el propio rey de Marruecos..."
El taxista vive en Melilla, está casado, su mujer es feliz, sus hijos, ya enmancipados, trabajan también y todos están satisfechos con su vida. En Melilla todo el mundo vive bien.
Esa es la sensación, a lo largo de estos días, en esta ciudad colonial, modernista, abierta y alegre. Todo se ha transformado. Los fondos de cohexión europeos han hecho el milagro y quienes gestionan esos fondos lo han hecho bien. Mayoría absoluta para el de la foto del cartel.
El programa de viaje nos ha llevado al Monte Gurugú, a Nador, Mar Chica, Cabo Tres Forcas, también a la recóndita playa de Tramontana. Un recorrido alucinante por abruptos terrenos donde nos recibían cabras, monos y flamencos. Un placer para los sentidos. Un placer acercarse hasta Melilla hoy, a ese territorio africano que resulta que es Europa.
Seré más explícita y mucho más gráfica.

2 comentarios:

Talín dijo...

¿Cómo quedará el Ayuntamiento de Zamora?

anatema dijo...

Talín. Por fín -ya era hora- el Ayuntamiento ha perdido la mayoría absoluta. Se distribuyen los concejales de la siguiente manera: 12 PP, 8 PSOE, 3 IU y 2 ADEIZA.

Va a haber pactos. Pero no tenemos ni idea. Todo puede suceder: aliarse psoe/iu/adeiza y arrebatarle de una vez por todas el poder al pp. Pueden aliarse PP/ADEIZA.

Nada se saba todavía. Pero me inclino por la primera opción.

Ah, el día 28 yo estaba en Melilla, obstinadamete decidida a que a mi voto se lo llevara el viento.

Si creías que era votante del PP, estabas equivocado. Ni de PSOE, ni de IU,ni de NADA. Se lo han ganado a pulso. Créelo.