27 de julio de 2006




Toda la sangre es roja...
y humus para la tierra agonizante.

Con Cristo...pero en los olivos y en la Cruz...
con la fiebre y la hiel
con la red y la esponja,
con la sombra y el llanto...
en la humedad cerrada de la angustia
en el reino de la semilla y de la noche
esperando...esperando a que broten de nuevo
la espiga...
la aurora...
y la conciencia.


León Felipe

2 comentarios:

o fogo que a fraga ferra dijo...

vengo a mirarte el rostro
y agradecerte el gesto
de darme a beber,
con una sonrisa clara,
agua de tu corazón
en las manos blandas
de una concha pulcra.

.

venho olhar-te o rosto
e agraciar-te o gesto
de me dares a beber,
com um sorriso claro,
água do teu coração
nas mãos brandas
de uma concha limpa.

Dyitz dijo...

Con el silbido del aire, un par de valvas, con un becerro de cobre, unas alas, la arena, la sumisa piedra con viento y agua, el arbol ke es abuelo de su sombra, nuestro Sol; hijastro de sus ramas, la fruta madura incandescente, la raíz de penas y de escamas...mirandole desde abajo, siendo parte de la consciencia esperada.

Hermoso poema, muy significativo.
Saludos!!