1 de agosto de 2006


Foto de Chema Madoz





Continúa la vida y las horas pasan, sumergida la ilusión en aguas dulces. El reposo en el pequeño islote "Perejil", ya península. Sigue descendiendo el agua aunque mis sueños vayan ascendiendo minuto a minuto.

Para qué sufrir y añorar si esas aguas son como plumas de cisne para mi cuerpo desnudo. Mitigo el ligero cansancio tras la travesía, a nado, tumbada al sol como las lagartijas. Algunas me acompañan. Se quedan quietas junto a mi. Sólo el murmullo del agua que choca contra la roca cuando alguna lejana embarcación las hace despertar y las olas lamen mis pies.

En lo alto, el inverómil puente de hierro conduce a los portugueses hacia otros lares, algunos vienen de Francia, emigrantes doloridos por la ausencia lusitana. Retumban los camiones sobre el asfalto y yo sigo soñando.

De regreso, vuelvo a subir la empinada cuesta y me encuentro con mi hogar hecho de piedra y abultadas uvas. Me sigue todavía el reflejo del sol sobre el agua.

En soledad me miro en el espejo y sonrío.

4 comentarios:

dulce dijo...

Esta paisagem e as tuas palavras levaram-me para longe. Para um lugar de silêncio e calma onde pude sonhar e descansar.
Beijos muitos

Choninha dijo...

"Para qué sufrir y añorar si esas aguas son como plumas de cisne para mi cuerpo desnudo. Mitigo el ligero cansancio tras la travesía, a nado, tumbada al sol como las lagartijas."

Para além das imagens, lindas como sempre, as tuas palavras amenizaram a ansiedade com que espero as férias. Está quase...

Beijo, enoooooooorme, amiga e tudo de bom para ti

zenite dijo...

Bonito sonho.

Boa nadadora! 200 metros x 2 é obra! :)


Estou a ver Perejil, do céu, com o auxílio do Googl Earth. Apesar das nuvens, vê-se mais de metade do ilhéu, agora península.
Será que tem mesmo "perejil"? (salsa em português)

P.S.: li na Wikipedia que Peregil foi conquistado aos árabes pelos Portugueses no séc. XV. Por certo com Ceuta.

anatema dijo...

Zenite. Ese pequeño islote del embalse de mi pueblo, el Embalse de Ricobayo, lo llamo así yo. Puedo decirte que lo bauticé así cuando hubo el problema con la famosa Isla de Perejil hace no mucho tiempo. Y la gente de por allí lo llaman así.

La distancia desde donde yo nado hasta el islote son unos 500 metros aproximadamente. Me gusta mucho nadar. No soy una técnica pero tengo mucha resistencia.

Estos días practico también el piragüismo en una K-1 y cree que es un placer remar sobre esas aguas tan dulces y en un paraje tan bello. Por suerte, en mi lugar de origen, en el agua donde aprendí a nadar, a pensar y a inspirarme para escribir.

Un saludo amigo.