14 de diciembre de 2009

Natal en Brasil













Aunque faltaba algo más de un mes para la Navidad, la ciudad nos recibió con adornos navideños porque, según parece, en Natal, la Navidad es permanente.

Fue un 25 de diciembre, el día de Navidad de 1599, -de ahí su nombre- cuando la ciudad fue fundada por los portugueses. Más tarde sería colonizada por los holandesesn entre 1633 y 1654. Durante la Segunda Guerra Mundial y debido a su situación privilegiada, Natal sirvió como base aérea a los Estados Unidos ya que desde allí embarcaban y desembarcaban hidroaviones y era punto de encuentro entre Getúlio Vargas y Franklin Delano Roosevelt.

Conocida como la Ciudad del Sol,Natal pertenece al estado de Rio Grande do Norte, Brasil. Cuenta con una población de casi ochocientos mil habitantes y la región con dos millones aproximadamente.

Natal es la capital brasileña más cercana a Europa. Desde el aeropuerto de Lisboa, inmersa en las frías aguas del Atlántico, y en apenas siete horas, se aterriza en el aeropuerto de Natal, para llegar al mismo Atlántico, pero tibio, acariciador, amable.

Una gran avenida en medio de las dunas fue el verdadero punto de partida para iniciar la actividad turística en la década de los ochenta. Allí se implantaron los primeros hoteles y restaurantes. Las dunas de Natal, que rodean toda la ciudad, hacen que la ciudad sea el segundo parque urbano más grande de Brasil.

Las playas de Natal, muchas de ellas, todavía semisalvajes, como la Playa de Pipa y Maracajaú son de una belleza deslumbrante. El que llega hasta ellas se siente dueño de la naturaleza. No en vano, se dice que tiene 43,5 m2 de zona verde por habitante. También según la NASA, Natal después de la Antártida, posee la atmósfera más limpia del mundo. En verdad, que su permanencia allí hace que se sienta una ligereza especial en el cuerpo, como, si de pronto, todas las pesadumbres, tanto físicas como psíquicas desaparecieran. Allí, cuentan, acuden de otros lugares próximos para paliar afecciones respiratorias. Allí apenas hay infartos o cáncer. Allí todo es saludable, todo es naturaleza limpia, todo es paz. También, según los datos del Instituto de Invetigación Económica Aplicada (OPEA),Natal es la capital más segura del país.

Pero Natal también cuenta con importantes monumentos históricos como el Fuerte de los Reyes Magos, la más antigua construcción portuguesa que se encuentra inmersa a la misma orilla del mar, su catedral o el Faro de la "Mae Luiza", con una altura de 37 metros. Su famosa columna romana, que fue donada a la ciudad por Mussolini. Muy importante el Centro de Turismo desde 1976 de finales del siglo XIX que fue orfanato y prisión y lugar donde se atendía a los mendigos.

Son cien kilómetros de paradisíacas playas de fina y arena blanca, junto a incleíbles dunas y palmelares cmo Genipabu, Pintangui o Jacumá entre otros. Un paraíso para perderse.

2 comentarios:

victoria dijo...

Simplemente maravilloso lugar, sacado de un cuento!. Tuve la suerte de ir hace unos años con mi marido, a unas playas cerca del visual natal hotel. Las mejores y mas bellezas que vi en mi vida. Le digo que sin falta, todo el mundo debe ir a ver esa maravilla natural!

blogs dijo...

Las imágenes hablan por si solas, sin dudas que voy a conocer este bello lugar y pasar unos días inolvidables.

Morocha - Hoteis em Natal