14 de junio de 2010

Amayuelas (Palencia) arte y oficio


Las aves de Amayuelas revolotean en torno a la torre.


La cosecha recogida en serpenteantes cilindros de malla.
Las aguas residuales van pasando a través de los diferentes filtros.
La tierra preparada antes de ser mezclada con la paja para hacer el adobe.


Plano informativo del sistema de depuración de aguas residuales.


La granja donde se crían aves con pedigree, gallos rojos.

Cadena humana acarreando material para construir.

Material de construcción, antes y después de su elaboración.
Las desnudas tapias de Amayuelas no son ajenas al arte.

Los antiguos palomares castellanos sirven ahora para guardar y clasificar semillas. Un lujo y una gran idea.



Las casitas unifamiliares construidas con materiales autóctonos por las manos de sus propios moradores.

Amayuelas era un pueblo condenado a desaparecer hasta que fue seleccionado en un Concurso de Buenas Prácticas patrocinado por Dubai en 2002 para llevar a cabo una labor sostenible que permitiera a sus vecinos implicarse y de paso, asentar población.

Se trata de una localidad pequeña de ambiente rural y depremida de España. La actuación consistió en la construcción privada de 10 viviendas bioclimáticas por métodos tradicionales ya en desuso como muros de tapial y adobe, energía solar, materiales de bajo impacto ambiental, etc. Y todo ello con la incorporación de nuevas tecnologías como la energía solar térmica y fotovoltaica.

Fueron varios los objetivos a destacar: valoración del patrimonio cultural en el entorno. Posibilidad de participación social en el proyecto. Construir de tal forma que se respete el entorno, dinamizar y asentar población.


Los resultados son evidentes y sirven como estímulo a sus artífices y de ejemplo para quienes quieran revitalizar los pueblos abandonados.

1 comentario:

pirugenia dijo...

Los murales de Amayuelas me gustan y tuviste muy buen ojo, Concha.