9 de agosto de 2006


Quiebro del Esla en tierra de Alba


Entrada y salida al paisaje



El último nido del último vestigio del castillo


El paisaje me devora cada día
Me engulle en su soledad
mientras me descubre su descomunal
y sobrecogedor espacio.

Soy una niña
y mis ojos asombro
al sumergirme en el sueño de cada recodo
que encuentro a cada instamte.

Me he perdido entre la hojarasca
sin tálamo nupcial
ni sábanas de seda
sólo el murmullo del viento

azahar en los dedos
espuma blanca
en la palma de la mano
y así el paisaje.

3 comentarios:

peninsulaiberica dijo...

Es una maravilla, amiga mia.

Choninha dijo...

Fico sem palavras ao ler-te e ao ver as tuas maravilhosas imagens. Mando-te e-mail em breve, amanhã é o meu último dia de trabalho. Por fim férias... Beijos

Kadannek dijo...

Buenas fotos..hermoso lugar, acompañado de tan bello texto..me gusto de sobremanera el penúltimo verso. Escribís muy bien.
Me alegra volver a visitaros.